viernes, 11 de mayo de 2007

Y ahora va y habla claro…

En nuestros trabajos nos hemos habituado a ser políticamente correctos. A mojarnos lo menos posible. Nuestro instinto de supervivencia ha hecho que pensemos que es preferible no “cagarla” frente a hacer o decir lo que nos pide el cuerpo. ¿Os imagináis que pasaría si cada uno dijese en cada momento lo que de verdad está pensando?

Esto viene a cuento por la sorprendente claridad mental que le ha entrado a Greenspan justo desde que abandonó su puesto como presidente de la FED. El otrora confuso estilo de Alan ha dado paso a una “exuberancia” verbal que raya en la clarividencia.

“Hay un tercio de posibilidades de que la economía estadounidense entre en recesión en el último trimestre”. Así, sin más. Este es el claro y conciso mensaje que Greenspan viene reiterando desde principios de año. ¿Diría esto si siguiera en la FED? Apuesto que no.

1 comentario:

Gonzalo dijo...

Sigue manteniendolo? No se retracto despues de que medio mundo se acojonara? En fin, tienes toda la razon del mundo. Pero en la fed no podia hablar porque si lo decia y pasaba. Era el que lo habia provocado? Habria pasado lo mismo si no hubiese dicho nada? El huevo y la gallina, vaya